Vídeovigilancia IP.. Como hacerla mas efectiva?



Videovigilancia IP es una tecnología de vigilancia visual que combina los beneficios analógicos de los tradicionales CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) con las ventajas digitales de las redes de comunicación IP (Internet Protocol), permitiendo la supervisión local y/o remota de imágenes y audio así como el tratamiento digital de las imágenes, para aplicaciones como el reconocimiento de matriculas o reconocimiento facial, entre otras.

El despliegue resulta más sencillo y económico que un CCTV, puesto que aprovecha la red informática empresarial, es decir, el mismo cableado que se emplea para la comunicación de datos, acceso a Internet o correo electrónico, sin necesidad de desplegar una infraestructura de cableado coaxial específica para nuestra red de videovigilancia. La mayoría de las instalaciones más modernas están abandonando la tecnología analógica en favor de la videovigilancia IP, dada su versatilidad, funcionalidad, sencillez y optimización de las infraestructuras existentes en la compañía.

Entre los avances más destacados de los últimos años, además de las capacidades inalámbricas que eliminan, incluso, el tendido de cables, se encuentran la alta resolución de imagen que ofrecen las cámaras megapixel (1,3 megapíxeles), la inclusión de sistemas de inteligencia para el tratamiento de video y gestión de eventos o contadores digitales. Es posible capturar vídeo y almacenarlo a pocos frames por segundo o activar la grabación sólo en determinadas circunstancias ya sea por la detección de movimientos en una zona determinada o por franjas horarias.

La mejora de la resolución va acompañada de elevadas tasas de compresión para evitar altos consumos de ancho de banda y espacio de almacenamiento, con estándares como H.264, que simplifican significativamente el almacenamiento en los NVR (Network Video Recorders) o servidores de vídeo respecto a otros formatos como vídeo Motion JPEG, MPEG-4. Estos avances tecnológicos han propiciado que consultoras como IP Video Market, en su informe ‘Video Surveillance Market Size and Forecast Guide 2010’, estimen que el mercado de la videovigilancia IP superará al de CCTV (analógico) entre 2010 y 2012, con un crecimiento de un 200%.

¿Para qué sirve la videovigilancia?

Los usos que se le pueden dar a un sistema de videovigilancia son muy variados según el tipo de usuario que los maneje. Son tan versátiles e importantes que acaban resultando fundamentales para cualquier persona que quiera vivir tranquila y con seguridad 24 horas, esté donde esté.

Para dueños de un negocio:

Si usted tiene un negocio sabe lo importante que es la seguridad. Con los sistemas de videovigilancia puede vigilar a sus empleados, comprobar que todo marcha correctamente y asegurar el trato correcto con sus clientes. Además si ocurre cualquier incidencia (robos, hurtos en la caja, peleas, etc) siempre puede recuperar las grabaciones.

Videovigilancia para todas las zonas de su negocio.

Para trabajadores:

Cada vez los trabajadores debemos pasar más tiempo fuera de casa y eso hace nuestra vivienda más vulnerable a robos y asaltos. Con un kit de videovigilancia podremos ver cómo está nuestra casa en todo momento, ver el comportamiento de los empleados del hogar o incluso verificar que nuestros hijos están bien.

Para personas que viven solas:

La videovigilancia es perfecta para aquellas personas que le gusta saber quién llama al telefonillo antes de abrir o hacer seguimientos rutinarios del comportamiento del jardinero o el servicio doméstico. También es muy util para personas mayores que necesitan seguridad pero quieren seguir manteniendo su independencia.

Uso especial en guarderías

Los padres que dejan a sus hijos en guarderías cada vez solicitan más el uso de sistemas de videovigilancia. Así ellos pueden ver lo que hacen sus hijos durante la mañana, comprobar que todo marcha bien y, en el caso de que hubiera algún problema (caidas o que el niño parezca desatendido cuando llega a casa) las grabaciones pueden recuperarse en cualquier momento.

Funciones de un Operador de videovigilancia

MISIÓN DEL PUESTO DE TRABAJO Supervisar y controlar los recursos humanos y los recursos materiales asignados para desarrollar las actividades inherentes a video vigilancia, de tal forma que contribuya a incrementar la seguridad institucional en los lugares que tenga cobertura el Sistema de Video Vigilancia e Incendios de la Dirección General de Aduanas FUNCIONES / ACTIVIDADES 

BÁSICAS 

1. Asegurarse del buen funcionamiento del Centro de Monitoreo y del Sistema de Video Vigilancia e Incendios. 

2. Administrar la red de comunicaciones de cámaras y almacenamiento de imágenes y vídeos. 

3. Promover el cumplimiento de la normativa y procedimientos para el desarrollo eficiente de las actividades de video vigilancia. 

4. Elaborar y mantener actualizado el Protocolo Operativo del Centro de Monitoreo de Video Vigilancia. 

5. Brindar apoyo técnico u operativo al Técnico de Video Vigilancia en las actividades inherentes al puesto. 

6. Verificar que se desarrolle eficientemente el trabajo operativo de video vigilancia. 

7. Solicitar apoyo del personal de seguridad, para los casos en que él o un técnico, detecte una irregularidad o suceso. 

8. Informar periódicamente al jefe inmediato de la gestión y funcionamiento del Sistema de Video Vigilancia e Incendios. 

9. Dar seguimiento a las políticas, planes y programas inherentes al área. 

10. Supervisar el cumplimiento de los contratos de seguridad y del Sistema de Video Vigilancia. 

11. Elaborar propuestas de mejora en cuanto al funcionamiento y organización del Sistema de Video Vigilancia y recomendar posibles soluciones a situaciones que vulneren la seguridad del personal y de los bienes de la Institución. 

12. Participar en comisiones de trabajo y asistir a reuniones, en las que en función de su puesto de trabajo tenga inherencia. 

13. Elaborar la programación de turnos para el personal técnico del Centro de Monitoreo de Video Vigilancia, incluyendo fines de semana y días feriados.