viernes, 3 de marzo de 2017

Como dejar de ser una victima de la delincuencia




Ser asaltado no es un acto completamente al azar, los agresores suelen buscar señales de debilidad en sus víctimas. Curiosamente, el caminar dice mucho de las personas. Para evitar ser un blanco demasiado fácil, hay pasos (literalmente) que se pueden tomar.

En 1981, investigadores de la Universidad de Nueva York y la Universidad de Hofstra publicaron un estudio en el Journal of Communication en el que se estableció una relación entre los movimientos de una persona y su probabilidad de ser asaltada. Tras grabar el caminar de las personas en una zona peligrosa de Nueva York, mostraron el video a prisioneros violentos y les pidieron que clasificaran a la gente según su vulnerabilidad.

Los criminales acordaron que las mujeres mayores eran la presa más fácil, seguidas por hombres mayores, mujeres jóvenes y hombres jóvenes, en ese orden. Los científicos concluyeron que la manera en la que caminaban, las zancadas, el ritmo, la posición del cuerpo superior, etc. Era un fuerte indicativo de su vulnerabilidad.

No es un secreto para nadie que todos somos vulnerables a un robo, mucho más cuando estamos en una calle de Nueva York, Chicago, Los Angeles, México, Buenos Aires, etc.

Los carteristas y otros personajes amigos de lo ajeno abundan y pueden hacernos pasar un rato muy desagradable. Por eso, aquí te explicamos cómo evitar robos en la calle, con algunas sugerencias que pueden ayudarte a estar más protegido.

COMO PREVENIR

Es importante tomar en cuenta que nuestra capacidad de protegernos de un robo en la calle depende en gran medida de nuestro nivel de atención al entorno y de las medidas de prevención que usemos. Sin embargo el grado de violencia de la ciudad en la vivimos también influye, pues existen ciudades donde los asaltos en la calle son robos menores y otras en las que las víctimas pasan por experiencias muy desagradables, en esos casos hay que duplicar la atención.

Cuando estamos en la calle es necesario tomar conciencia de nuestro entorno y evitar las distracciones. Siempre vigila que no estás siendo seguido por alguien, siempre fíjate en las personas que te rodean cuando caminas por la call y si alguien sospechoso tiene rato rondándote, ingresa a un restaurante o lugar público para despistarle.

Evita la costumbre de manejar grandes cantidades de dinero en efectivo. Muchos robos ocurren porque la información de tus hábitos se filtra a los ladrones, convirtiéndote en una potencial víctima. Cuando debas realizar una operación importante de dinero (transferencias, pagos, etc) hazlo siempre online.

Además es recomendable jamás contar el dinero en la calle. Si has tenido que retirar por algún motivo una cantidad importante de efectivo del banco, cuéntalo siempre allí, discretamente y asegurándote de que nadie te está viendo

Debes aprender a distribuir tus pertenencias en distintos espacios de tu bolso o mochila, de esta forma si un carterista o ladrón intenta abrirla, los objetos de valor no estarán todos juntos. El móvil y las cantidades importantes de dinero deben ir, preferiblemente, en los bolsillos delanteros de nuestro pantalón.

Nunca, ni por un minuto, pierdas de vista tus cosas. Una pequeña distracción puede hacerte víctima de un robo. Igualmente no es recomendable utilizar bolsos y mochilas que no cierran bien o que no tienen un cierre adecuado. Si es el caso de que algún bolso (en especial en el caso de las chicas) no tenga un cierre seguro, lleva la billetera y el móvil en tus bolsillos.

Los cajeros automáticos son una enorme comodidad que nos permite sacar dinero a cualquier hora del día. Pero muchas personas son víctimas de robo cuando se deciden a retirar efectivo en las noches, lo mejor es ser precavido y realizar ésta tarea en horario de oficina o a plena luz del día.


De nuestra Videoteca


Tips de Prevención de asaltos

Articulos relacionados


Como evitar que te roben en el metro