miércoles, 10 de febrero de 2016

El peligro de usar una aplicación para encontrar tu celular robado


Jeremy Cook, de 18 años murió tratando de recuperar su celular


¿Y si una aplicación te pone cara a cara con el criminal que te robó el celular?
Eso fue lo que le pasó el fin de semana a un joven canadiense, que logró ubicar su celular gracias a la app "Encuentra mi teléfono" pero murió a balazos en su intento por recuperarlo.

Jeremy Cook, de 18 años, lo había dejado accidentalmente en un taxi en Londres, Ontario.

Después, utilizando una app para ubicar celulares perdidos o robados, se dirigió acompañado de un familiar al lugar señalado por la aplicación.
Pero al confrontar a los presuntos ladrones fue abaleado y murió.
La policía recomienda valorar los riesgos



Robo de celulares


El robo de celulares es un crimen en auge en muchas ciudades y la industria ha luchado contra esta tendencia desarrollando una serie de aplicaciones para paliar el problema.

El policía de la fuerza local Ken Steeves urgió a cualquiera que busque un celular desaparecido a valorar cuidadosamente una potencial situación de peligro.

""No es la aplicación la que hace la situación peligrosa, sino los seres humanos, la gente con la que interactúas", le dijo al canal local de noticias CTV.

"Así que nuestro consejo es que ante cualquier indicativo de violencia, o de potencial violencia, nos llames y nosotros acudiremos", recomendó.

Por otro lado, algunas voces en Canadá dijeron que algunos jóvenes tienden a sobrevalorar sus celulares.

"Desafortunadamente los jóvenes parecen creer que sus teléfonos son increíblemente valiosos. No lo son. Reemplazarlos cuesta unos cientos de dólares, ciertamente no valen una vida", le comentó al canal de televisión el analista de tecnología Carmi Levy.
Lee también: Cómo encontrar tu celular perdido o robado


¿Celulares sobrevalorados?

El incidente en Canadá no es el primero ni será el último.
El robo de celulares es un crimen en auge en muchas ciudades y la industria ha luchado contra esta tendencia desarrollando una serie de aplicaciones para paliar el problema.
Captura de pantalla de la aplicación Encuentra mi teléfono

la proliferación de apps que hacen rastreo por GPS está exponiendo a un peligro desproporcionado a muchos usuarios desesperados por recuperar sus celulares.

Entre las medidas está la posibilidad de borrado remoto y la opción de "matar" el celular, usando el conocido en inglés como "kill switch", que hace que el celular no le sirva de nada al criminal que lo robó.
Lee también: Cómo saber si tu celular de segunda mano es robado
Pero si bien estas opciones evitan que los criminales puedan acceder a tu información privada, no te permiten recuperar el dispositivo.

En mayo del año pasado la estadounidense Sarah Maguire, una profesora de yoga de 26 años, sí logró recuperar el suyo rastreándolo, como el joven canadiense, a través de la aplicación "Encuentra mi teléfono".


Celulares

Muchos consideran a sus celulares mucho más que un objeto prescindible.
Pero Maguire tuvo más suerte: confrontó a la persona en la dirección señalada y recuperó no sólo su dispositivo sino también el de su compañera de piso, que también había sido sustraído a la vez.
"Cuando le conté a mi madre lo que había hecho pensó que me había vuelto loca", le dijo Maguire al diario The New York Times.

Ella fue afortunada pero la proliferación de apps que hacen rastreo por GPS está exponiendo a un peligro desproporcionado a muchos usuarios desesperados por recuperar sus celulares.

En otros casos en Estados Unidos un hombre atacó a la persona equivocada pensando que era quien le había robado el teléfono. Otro se enzarzó en una pelea en la que tuvo que intervenir la policía.
"Esto es un nuevo fenómeno. Va más allá de simplemente correr detrás de la persona que te robó el celular", le dijo al diario George Gascon, expolicía y procurador de San Francisco.

"Abre la posibilidad de que la gente se tome la justicia por su mano y pueden meterse en aguas muy profundas si van a un lugar al que no deberían", advirtió.

11 Secretos contados por ladrones profesional


1. Me encantan las flores de su jardín. Eso indica que tiene buen gusto… y que dentro de su casa también hay cosas de valor. Los juguetes que sus hijos dejan tirados en el patio me hacen pensar que tal vez los divierte más su costoso equipo de videojuegos.

2. Si veo diarios o sobres en la entrada de su casa, es señal casi segura de que lleva varios días afuera. E incluso puedo dejar un folleto promocional de pizzas junto a la puerta para ver cuánto tiempo tarda en sacarlo.

3. Cuando vaya a estar afuera de la ciudad por unos días, deje una luz encendida, o pida a un familiar o vecino que barra la entrada o que revise su buzón todos los días hasta que regrese.

4. Si la puerta principal de su casa tiene vidrio decorativo, no deje que la compañía de alarmas instale el panel de control donde yo pueda ver si está activado. Eso facilita mucho las cosas.

5. Una buena compañía de seguridad coloca sensores de alarma en la ventana de la cocina, arriba de la pileta, y también en las ventanas de la planta alta, que suelen ser accesos al dormitorio principal... y a sus joyas. Le conviene instalar también detectores de movimiento en ese cuarto.

6. Está lloviendo, pelea con el paraguas y olvida cerrar la puerta con llave. Es comprensible, pero recuerde que yo no descanso los días que hace mal tiempo.


7. A veces llamo a su puerta. Si la abre y trato de venderle algo o me ofrezco a limpiar sus ventanas, no me tome la palabra.


8. ¿Piensa que no busco en el cajón de los medias? Siempre reviso los cajones del tocador, las mesas de luz y hasta el botiquín del baño.

9. Un buen consejo: proteja también las habitaciones de los chicos.

10. ¿Le parezco conocido? Así es: la semana pasada me ofrecí a lavar sus alfombras, a pintar las ventanas o a instalar su heladera nueva.

11. Gracias por dejarme usar el baño cuando vine a arreglar su jardín. Aproveché para descorrer el cerrojo de la ventana y facilitar así mi regreso otro día.

Una televisión o una radio a buen volumen puede disuadir más a un ladrón que el mejor sistema de alarma.

Si no quiere dejar la tele encendida cuando vaya a salir de la ciudad, puede comprar a precio razonable un aparato que simula el resplandor parpadeante de una tele real.