Casas marcadas.. delincuentes al acecho



 ¿De qué se trata esta metodología delictiva? Según confirmaron diferentes fuentes policiales consultadas de manera específica por este tema, desde hace años las bandas que se dedican a cometer asaltos y robos domiciliarios muchas veces realizan una tarea de inteligencia previa.


Consiste en que algunos miembros de estas organizaciones, simulando otras tareas, recorren los barrios y van observando las diferentes particularidades de cada vivienda.

Por ejemplo, si tiene perro, rejas, quiénes viven, cuáles son sus rutinas y si se trata de una zona en la que hay mucho o poco patrullaje policial preventivo.

Tras obtener estos datos, proceden a dejar marcas que a simple vista no dicen nada a la potencial víctima. Son códigos que sólo pueden descifrar aquellos que se mueven en el submundo del hampa.


Que hacer si observa alguna marca extraña en la fachada de su casa?


Fotografía la marca y bórrala inmediatamente. 

Mantén impecable tu fachada y los alrededores. Una vivienda limpia indica que está bien cuidada.

Los ladrones generalmente colocan las marcas cerca al timbre, otras veces en lugares menos obvios. 

Observa bien la acera y la calzada buscando nuevas señales. 

Árboles y postes de luz también son utilizados por los delincuentes para dejar señales a sus compinches. 

Si colocas cámaras de vigilancia, asegúrate que ninguno de estos elementos bloquee su campo de visión. 


A menudo recogen información a través de falsos encuestadores, repartidores, religiosos o  incluso se hacen pasar por alguno de estos. 

Cualquier excusa es buena para tocar el timbre y tratar de sacarte información. 

Instruye a todos en casa para que nunca revelen detalles sobre el número de personas que vive allí, edades, horarios, profesiones, documentos de identidad, etc. 

Mientras menos sepan de ustedes, mejor. 

Recorre el vecindario y observa si existen marcas similares en las casas de sus vecinos. 

Organízate con ellos y manténganse alertas.

Avisa a la policía. 

Comparte con ellos las fotos que tomaste de las marcas en tu casa o vecindario y dale información sobre las personas sospechosas que merodeen o sobre las llamadas extrañas que reciban.

Refuerza la seguridad de tu hogar. Fíjate que todos los puntos de acceso estén cubiertos: puertas, ventanas, paredes, azoteas, tragaluces, etc. 




Aquí se los detallamos:

Un círculo que contiene una X significa “vuelve pronto”.
Un círculo con una L invertida significa “abren con cadena”.
Un rombo de 4 lados, “casa deshabitada”.
Un triángulo, “casa ya robada”.
Una esfera de bordes gruesos, “cuidado policía”.
Un contorno de una nube, “buena acogida si se habla de Dios“.
Cinco rayas verticales, “inútil insistir”.
Dos contornos de nube superpuestos, unidos por un trazo, “se puede robar”.
Una X de trazos gruesos, “de vacaciones”.
Una L invertida, “casa caritativa”.
Un bote con una vela, “mujer sola”.
Cuatro rayas verticales separadas por guión, “nada de interés”.
Tres &, “muy buena”.
Tres rayas verticales gruesas, “aquí nada”.
Cuatro cuadrados pegados, “ojo, hay perro”.
Tres cuadrados y uno último abierto, “sólo viven mujeres”.
Cinco redondeles en diagonal, “usar palanca”.
Tres redondeles seguidos, “dispuesta para robar”.

Dos C opuestas, una invertida, “robar, inválido”.